Mi visita a Netflix en Los Gatos el mes pasado

extOtro viaje, otra aventura. Ahora en el mundo del entretenimiento y tecnología. Por esta ocasión, hago a un lado las políticas en Ciencia y Tecnología, los polos regionales de innovación, para ver algo más divertido: La Tele… o lo que queda de ella o lo que ahora es la tele, no sé, no está claro aun.

Mi destino, una vez más Silicon Valley, ese lugar donde todos hablan de innovación y desarrollo tecnológico. Nada Sexy como Cupertino, Palo Alto o Mountain View, hoy voy a Los Gatos “nadie va a Los Gatos” dice el oficial de migración. “yo también pensaba eso”, respondí. Ahí está el corporativo de Netflix una empresa fundada en 1997 pero que 10 años después vino a romper esquemas y a cambiar el negocio de la televisión.

En sus inicios, Netflix era algo así como el Videocentro del punto com. Era  un sitio web al que te suscribías y podías rentar películas de su catálogo que llegaban por correo a tu hogar, podías hacer tu lista de deseos y cada que regresabas la película llegaba otra previamente seleccionada a tu buzón, en DVD, hablo de cosas físicas.

A diferencia de otras empresas de renta de películas, Netflix entendió la oportunidad en el momento adecuado, quizá antes y la atacó, transformándose en un servicio de transmisión de video en línea bajo demanda. Platicando con Todd Yellin, Vicepresidente de Innovación de Producto en Netflix, entiendo por qué.

Pero bueno, aprovechando las ventajas del mundo digital hacemos un fast forward a 2015.

Netflix lanzó Daredevil al mundo entero de manera simultánea. No es cosa menor, con 57 millones de suscriptores en 50 países que hablan diversos idiomas, que tienen anchos de banda diferentes, que igual ven la tele en la caja tonta o en un teléfono móvil, un lanzamiento de este tipo y a prueba de error es un reto.

Además, Daredevil forma parte del Marvel Cinematic Universe (Universo Cinematográfico de Marvel), es decir es pariente cercano de Avengers, Ironman, Thor y toda la banda de superhéroes que en cada entrega nos cautivan y rompen todo tipo de récords. Y no sólo eso, sino que marca el inicio de la relación entre Marvel y Netflix, una que promete mucho más contenido y diversión.

Pero… alguna vez te has preguntado cómo es eso posible, cómo una empresa que rentaba DVD pasó a convertirse en un jugador clave del entretenimiento y de premios como los Emmy. ¿Qué pasa pues por la mente de los directivos de Netflix?

Todd Yellin, un tipo que se ve que pasan muchísimas cosas en su cabeza a la vez, lleno de energía, con una velocidad mental sobresaliente y ganas de hacer y decir, nos comenta que el fin último de Netflix es brindar una gran experiencia al usuario, pensando en 3 cosas básicas: Contenido genial que la gente quiera ver, disponibilidad en cualquier dispositivo que sirva para entretenerse y que las cosas funcionen y se vean muy bien.

Contenido para todos, especializado en cada uno.

Pues en la parte que uno pensaría menos tecnológica se encuentra el contenido. No es cosa menor, Netflix invierte 3 mil millones de dólares al año en producción de contenidos. Un caso es el que nos ocupa ahora, Daredevil. Pero hay otros y muchos. Desde los famosos y muy consumidos Orange is the New Black o House of Cards hasta documentales independientes con poca promoción pero que suelen ser bien recibidos por la comunidad de usuarios.

La visión de Netflix es, pues, ofrecer contenido para todos, que siempre encontremos algo que nos motive sentarnos a ver la tele, insisto, ya no sé si llamarle tele.

Pero sí hay mucha tecnología atrás de esto. No sólo se trata de invertir millones de dólares en contenido, se trata de que tu lo descubras, no todo, sino el que te interesa y de la manera más simple y grata.

Netflix invierte gran parte de su capacidad  de desarrollo tecnológico en análisis de datos, lo que hoy está de moda llamar Big Data. Cuenta con herramientas para analizar los contenidos consumidos por cada usuario con modelos matemáticos complejos. Esto los ha llevado a descubrir que la tía Lupita de Monterrey de 83 años disfruta muchísimo ver documentales sobre el narcotráfico mientras que Bob de 16 años en Carolina del Norte prefiere las películas de princesas de Disney.

El marketing ya no es lo que era, ya no se puede pensar en demográficos tradicionales, en segmentos de mercado por edades, género o nivel económico. Esto del análisis de comportamientos está rompiendo el orden de las cosas, ¡demonios!

Ubicuidad de contenidos          

Ya lo comentaba, desde la caja tonta hasta el teléfono; pasando por consolas, computadoras, dispositivos como Roku, Fire TV o Apple TV, Netflix busca estar contigo para que veas la tele.

Este es un reto tecnológico interesante. Existen diversas resoluciones de pantalla, desde teléfonos de gama baja hasta 4K que no es otra cosa que 4 veces alta definición, el estándar en cine. Ni hablar de ancho de banda variable, desde conexiones domésticas cableadas con fibra óptica hasta datos móviles en regiones con oportunidad de mejora.

Y para agregarle complejidad, yo puedo poner pausa en mi Xbox y continuar segundos después en mi móvil… la cosa esa sabe dónde me quedé y se adapta al cambio. Para esto es necesario desarrollar todo tipo de aplicaciones y mucha tecnología.

Que la película se vea bien

Chris Jaffe, Vicepresidente de UI (Interfaz de Usuario) me comentaba sobre otro pilar de la tecnología detrás de Netflix: Que no se detenga el video.

Hice una encuesta con una metodología estricta: Pregunté en Facebook sobre la experiencia de uso de Netflix. Principalmente me contestaron de México. El resultado: Es verdad, casi no se detiene el video.

¿Y cómo puede suceder esto? Es el otro gran pilar de la tecnología de Netflix. Ya les comentaba sobre contenidos en 4K. Netflix busca ofrecer la mayor cantidad de contenido en esta resolución.

Pero mi tele y la de la gran mayoría de los 57 millones de usuarios del servicio no es 4K, ni el teléfono ni la tableta. Pues sí, pero comenta Jaffe que no se trata de eso, sino de dar la mejor experiencia posible. Si en un momento baja la velocidad de conexión, no hay problema, el sistema adapta el video a la máxima calidad permitida, pero uno no deja de ver la tele.

Así pues, la realidad de la televisión por internet, con las cosas que me interesan solamente y sin comerciales, está aquí y cada vez con más que ver.

Datos rápidos:

¿Algún día habrá deportes en vivo? No, no es su negocio
¿Por qué no descargar los contenidos para verlos después? Porque vivimos en un mundo conectado
¿Dónde viven todos los videos? En la nube de Netflix
¿Cuántas horas de video se transmiten al mes? Dos mil millones
¿Cuántos usuarios hay en Latinoamérica? Más de cinco millones
¿Hay contenido original latinoamericano? Sí! La serie Narcos, que se lanzará pronto.
¿Netflix en Wearable Devices (Oculus, HoloLens)? Posible, si la gente lo usa para entretenerse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s